Teatro: “Si no te veo, felices fiestas”

0
601
Jueves a las 21 h. Entrada: $ 150.

Por Dolores Yañez / @doloresya22

Todos los jueves a las 21 horas en la sala Nün de Villa Crespo, siete actores recrean cuatro historias conectadas por el amor y la nostalgia. Una buena invitación a reflexionar sobre las consecuencias de las decisiones que tomamos y de las que omitimos. En su tercera temporada, la obra escrita y dirigida por Pablo Bellocchio seguirá en cartelera durante julio y agosto.

La sala del teatro bar ubicado en Juan Ramírez de Velazco 419 (CABA) es pequeña y confortable. Brinda el marco ideal para el desarrollo de una obra como “Si no te veo, felices fiestas” que interpela al espectador en sus fibras más íntimas. Difícil estar sentado frente a ese escenario, sin reconocerse en alguno de los sentimientos que se ponen en juego durante los 60 minutos que dura la pieza.

La puesta es sencilla, los actores se desplazan dentro de un gran círculo de papeles que representan las cartas escritas entre Pablo y Adriana, los protagonistas de una historia de amor, cuyos encuentros y desencuentros siguen repercutiendo en sus vidas 20 años después de su separación. En el centro de la escena, una caja negra multifunción es el único objeto que acompaña las actuaciones, tomando todas las formas que la imaginación permita.

Cada uno de los personajes transita su propia historia y procesa de manera diferente esa especie de herencia trágica o de deuda impagable que dejó el amor inconcluso de Adriana y Pablo. La obra recrea cuatro navidades, el momento del año de mayor reflexión y balance, que da paso a la nostalgia de quienes siguen atados a un pasado sin resolver.

La historia se va reconstruyendo a partir de las cartas escritas por la pareja. Un diálogo fragmentado que nos muestra los diferentes problemas de comunicación entre ellos y que derramaron en sus respectivos hijos.

Cartas que no llegan a destino o celulares sin señal, son más que simples contratiempos, son el reflejo de eso que tanto duele y de lo que les cuesta hablar. Aún con más claridad, esa dificultad para expresar los sentimientos la encarna Lila, una de las hijas de Adriana que quedó cuadripléjica al sufrir un accidente cerebro vascular. Atrapada en su cuerpo inmóvil personifica la impotencia de aquellos que no pueden actuar siguiendo sus deseos.

Lago Puelo es el lugar donde transcurrió la historia de amor en la década del 80 y al que todos vuelven, como si fuera ahí el espacio para atar los cabos sueltos de ese pasado que sigue instalado en el presente.

Ficha técnica:
Dramaturgia y dirección: Pablo Belloccio.
Asistente de dirección y escena: Mariví Yanno.
Actores: Paula Brasca; Fernando Del Gener; Jimena López, Denise Rodríguez, Gimena Romano Larroca; Josefina Rotman y Nicolás Salischiker.
Escenografía: Arq. Roberto Luis Colombo.

Más información:
En Twitter: @sinoteveo
En Facebook: sinoteveofelicesfiestas

No hay comentarios

Dejar respuesta