El Skateboarding en Argentina: Un “kiosco” donde un grupo cerrado logra y no quiere perder ventaja

0
115

En el ámbito deportivo durante los últimos días, se desencadenó una suerte de carrera loca y desenfrenada por la conquista del poder que regulará en el País a algunos de los nuevos deportes que han sido declarados como olímpicos para los próximos juegos.
El profesionalismo llega de la mano de los profesionales, eso está bien, pero además necesita de un orden institucional coherente y ocupado exclusivamente de ordenar el profundo desorden y las muchas injusticias que hoy rodean a algunas de estas disciplinas, como el skateboarding o también el BMX Freestyle (que todavía no se declaró olímpico pero ya hay revuelo).

En nuestro país, por lo general, un skater o un biker que no tiene sponsor o un organizador que lo incluya en alguna competencia no puede participar en la categoría profesional, aunque sea un genio en esa disciplina.

Mientras no consiga un auspicio comercial o un contacto estará condenado a correr en “amateur”. ¿Quién lo decide? ¿Por qué? ¿Con qué criterio se deja afuera a un atleta? ¿Es sano que un organizador de eventos fije el lugar y la visibilidad que le toca a un corredor simplemente porque éste no quiere o bien, no consigue el apoyo de una empresa? ¿La destreza deportiva se mide en términos comerciales?
Por ejemplo, si hoy algún joven que jamás haya podido participar como profesional tuviera la oportunidad, tal vez pueda incluso convertirse en Pro, ganándose su lugar por la destreza el esfuerzo y las ganas que le ponga a su carrera. Hoy es imposible. Se lo reparten entre unos pocos.
Entonces, ¿quién decide hoy quién participa y quién no?
Mirá la foto y enterate.
¿Por qué? Porque entre ellos han formado un círculo cerrado que no deja que nadie de afuera entre a disputarles su lugar. Una actitud claramente mediocre y mezquina. Increíble también lo que pasaría con algunas Asociaciones del sector.. Pondrían el sello de una asociación civil donde quien realmente facturaría serian los presidentes de estas a modo personal.. ¿No es que una Asociación es sin fines de lucro?. ¿Quieren pasar de una Asociación a Federación para facturar ellos bajo otra pantalla mas grande?

¿Con qué criterio se deja afuera a un atleta? Con la simple orden de un pseudo dirigente, de un antiguo skater ortodoxo de ese grupo o de un organizador de eventos. Esto está claramente mal.
¿Es sano que un organizador de eventos fije el lugar y la visibilidad que le toca a un corredor simplemente porque éste no quiere o bien, no consigue el apoyo de una empresa? Claramente NO. Una locura. Pues hoy en el skate y el bike es así.

¿La destreza deportiva se mide en términos comerciales? En argentina, en el skate, parece que por el momento es así. Si no tenes sponsor no podes participar. Esto es claramente discriminatorio y el INADI debería estar tomando NOTA de este artículo periodístico.

El deporte no tiene dueño y todos deberían tener las mismas oportunidades de acceso.

Pero al prevé existe en la Argentina del cambio un movimiento que amparado en el sindicato de los trabajadores navales, y encabezado por Gabriel Beneiitez, hijo del Secretario General del Gremio, metió de cabeza la política dentro del deporte, con la clara intención de continuar el proceso discriminatorio que los organizadores de eventos (incluido él como tal ya que su inscripción ante la AFIP así lo dice..) y algunos riders quieren conservar, para seguir manteniendo el circulo “productores-corredores-jueces deportivos”, sin acceso y que nadie se meta mas que ellos. Al parecer, un negocio cerrado.. El productor cobra por organizar, los mismos corredores se reparten el dinero de premios y los jueces, que antes eran corredores, van alternando los triunfos para que todo siga entre ellos.

Preocupa en el círculo del poder del Deporte que estos organizadores estén codo a codo trabajando con algunos funcionarios políticos vendiendo a futuro eventos extremos donde un gobierno se predispondría a pagar sumas millonarias solo por hacer saltar a un par de corredores del extranjero, en vez de canalizar recursos para trabajar seriamente en el desarrollo de los deportistas, dandoles pasajes para que puedan competir, algun ingreso mensual para poder entrenar o, enseñándoles entre otras cosas, cómo funcionan los controles antidopaje y que sustancias están prohibidas y pueden dejarlos fuera de una competencia y hasta penalizarlos seriamente cuando eso suceda.

Por el momento, un grupo de “almaceneros del deporte” pretende en pos de las banderas del “skate por skaters” hacer pie en la política presionando desde una nueva federación de skateboarding que solo pretende mantener el status quo y repartirse como un grupito de amigos la torta del cumpleaños. Lo que habrían hecho hasta ahora.

Ante esta situación los ojos de dirigentes, funcionarios deportivos y del verdadero deporte profesional debieran pensar en contar con profesionales preparados, estructuras serias y nombres que renueven la casta cuasi corruptelas de los viejos y mañosos skaters del país.

 

Fuente: elembudo.tv

No hay comentarios

Dejar respuesta