Desde el 2011, Posse aumentó un 213 por ciento los impuestos municipales

0
202

Un estudio realizado por el concejal kirchnerista Leandro Martin demuestra que los vecinos de San Isidro comenzaron pagando $92 y al día de hoy tributan casi $300. Por qué se llegó a esta instancia y cuál es la relación con la campaña política.

El presidente del bloque de concejales del Frente Para la Victoria, Leandro Martín, realizó un estudio comparativo sobre el constante aumento de la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza en San Isidro y denunció que, desde 2011 a la actualidad, el impuesto municipal aumentó en un 213 por ciento. Además, señaló que solamente en lo que va del año, ya hubo subas del 16 por ciento.

El edil explicó que para realizar una buena gestión es necesario “contar con recursos provenientes de la recaudación de tasas y contribuciones, que se suman a la coparticipación de impuestos provinciales y nacionales que ingresan a las arcas del distrito”. En esa línea, afirmó que la acción recaudatoria no es “ni mala ni buena”, pero puso énfasis en las características progresivas de los impuestos: “Lo que es malo o bueno es la progresividad o regresividad de las tasas y las presiones mediante su constante aumento. Es aquí donde radica el desafío de los gobiernos. de mantener o incrementar la recaudación sin afectar el poder adquisitivo de los contribuyentes” mediante la presión tributaria vía aumento de tasas”. Tomando como base el 2011 y un monto de $92.14, Martín analizó que el primer aumento interanual fue del 28 por ciento al pasar a $117.98. Sin embargo, el primer gran salto se da en 2012 con suba total del 72 por ciento y luego en 2013 con incrementos del 113 por ciento, dejando al monto base en $196.52. Durante el 2014 y hasta la actualidad, la tasa prácticamente se duplicó pasando a $288, lo que significa un incremento del 213 por ciento en tan sólo cuatro año.

“Lo que nos muestran estos datos es que el vecino de San Isidro enfrenta un permanente acoso tributario, sobre todo cuando en el presupuesto municipal no se reflejan las partidas que necesita el municipio para solucionar los problemas de inundaciones, de tránsito o de limpieza que están ausentes en muchos sectores del distrito”, explicó el edil.

Por otra parte, aseveró que cada vez que el Honorable Concejo Deliberante trata el presupuesto, la rendición de cuentas o las Ordenanzas Fiscal e Impositiva, desde el FPV se planteó la necesidad de tener una actitud más creativa a la hora de recaudar, sin recurrir siempre a la presión sobre los bolsillos de los vecinos: “Sabemos que el sanisidrense es un excelente contribuyente, que la tasa de recaudación municipal es de aproximadamente del 85 %, y eso es muy bueno, pero el gobierno no debe aprovecharse de esa actitud cívica para seguirles aumentando ininterrumpidamente a cambio de un deterioro en los servicios”. En diálogo con El Argentino Zona Norte, su par Jacqueline Girassolli, asoció los aumentos con la campaña electoral emprendida por el intendente: “Gustavo Posse esgrime la misma metodología que su padre, Melchor: utiliza el dinero de la gente de San Isidro para solventar sus campañas provinciales, como por ejemplo todo lo que se gastó en la Costa Atlántica. Si vas a cualquier parte de la Provincia hay un cartel de Posse, arguyendo ser el mejor intendente del universo”.  Y agregó: “El tema es que gobierna para un solo sector que no le cuesta enormemente pagar un aumento, distinta es la situación de los de menores recursos. Ahora, su problema es que ese mismo sector de ingresos altos también se está quejando por los constantes incrementos”.

No hay comentarios

Dejar respuesta